viernes, 15 de septiembre de 2017

Monasterio de Casbas de Huesca.

El Monasterio de Casbas, es una de esas joyas de nuestro patrimonio, que lleva mucho tiempo al límite de perderse. Ha tenido suerte, y siempre, a última hora, consigue salvarse del total abandono.


Sin comunidad Benedictina desde el año 2004, puede visitarse este monasterio cisterciense gracias al programa Puertas Abiertas de la Hoya de Huesca.


Hay muchos aspectos a destacar, pero la entrada de la iglesia, el claustro interior, y la entrada principal al Monasterio. son algunos de los sitios principales.




Pero a mí parecer, lo más significativo de este Monasterio, es la sillería que todavía queda en el coro de la iglesia. Digno de ver.






jueves, 7 de septiembre de 2017

Ibirque en BTT desde Cuello Bail.


Ibirque es uno de esos despoblados que siempre me han cautivado.
El acceso, esta vez, lo hice desde Cuello Bail, puerto que une Nocito con Lasaosa, hacia la Guarguera, y desde allí, en unos seis Kilómetros llegamos a Ibirque.



Fácil acceso para BTT, o incluso todoterreno. Bonitas vistas, que tras pasar el Dolmen de Ibirque, te llevan a observar toda la sierra de Guara y una grandísima parte del Pirineo.



En Ibirque nos encontramos con un pueblo abandonado, en plena sierra de Belarra, en que sus paredes, muchas todavía en pie, nos hablan de sus habitantes y del quehacer diario para sobrevivir en un lugar hermoso pero duro.


Lo que más me impacto fue la vista desde la puerta de la iglesia. Los lugareños, cuando salían de misa, podían ver, a lo lejos, la tierra plana, que se vislumbraba entre el pico Fragineto y el Borón. Ver la tierra fértil desde el corazón de la sierra tendría que hacer pensar a más de uno.

























martes, 29 de agosto de 2017

Fuente de Casbas de Huesca.



Fuente de Casbas de Huesca, situada en el interior del Monasterio cisterciense de Nuestra Señora de la Gloria, en el centro de la población.

sábado, 26 de agosto de 2017

Pozo de chelo. Casbas de Huesca.

Los pozos de hielo, o de chelo, como se dice en aragonés, son construcciones que aprovechan un entorno fresco para guardar el hielo.

Lo normal es tenerlos situados en lugares altos de sierra y frescos, donde el hielo aguante mucho tiempo.

Lo curioso de este pozo, es que está situado a dos kilómetros antes de llegar a la localidad de Casbas de Huesca. A pie de sierra, pero para nada como los pozos habituales que se encuentran a gran altura. 
Curiosa y atractiva su visita.

martes, 22 de agosto de 2017

Dolmen de Ibirque.

El dolmen de Ibirque, o caseta d'as bruxas, se sitúa en la confluencia del valle de Nocito con el Valle de la Guarguera.
Se puede acceder, bien desde Nocito, en dirección al Molino Villobas, o bien desde la Guarguera, tomando el desvío un poco más arriba del Molino, pasando por Lasaosa y parando en el alto de Cuello Bail. 

Arriba en el alto, un cartel de madera nos avisa que el dolmen está a seiscientos metros, pero es mejor hacerlos andando, porque la pista tiene unos metros algo complicados y además se puede disfrutar mejor del paisaje.
El dolmen se encuentra a mano derecha de la pista, junto a una carrasca, y está en muy buen estado, con un cartel explicativo.
La vista a las dos vertientes, la de la sierra y la del Pirineo, es impresionante, y en días claros la visibilidad es muy amplia.
Si continuáramos la pista, llegaríamos hasta el lugar de Ibirque, a unos cinco o seis kilómetros.









martes, 15 de agosto de 2017

Ermita de San Úrbez. Nocito. Puertas abiertas.

Cuando te acercas a ermitas o monumentos de nuestra tierra, en muchas ocasiones se encuentran cerrados, como es lógico, porque resulta complicado tenerlos abiertos de forma continua. Por eso, el programa de puertas abiertas de la comarca, es una buena iniciativa para poder visitar muchos de estos lugares.

Uno de esos lugares es la ermita de San Úrbez, en Nocito. Muchas veces la había visitado por fuera, pero nunca por dentro.


Llama la atención su altura, para ser de origen románico, y la importancia que tuvo para todo el valle.
Existen curiosidades como partes de ajedrezado jaqués en uno de los altos capiteles, o un par de pajaritas en un retablo.


Ermita dedicada a San Úrbez, al cual se le tiene gran devoción, y situada en un enclave increíble, como es a los pies del Tozal de Guara.